Reserva ahora
+593 3 2740 882 / WhatsApp +593 98 895 8486

10 propósitos conceptuales para el 2016

Vamos al concepto, donde todo empieza.

  • vista-a-Baños-desde-el-cafe-del-cielo

# 8 Déjalo volar... Foto: @gabeehoule (Instagram)

Por Gabriel Freire
gabriel@lunaruntun.com
Community Manager
Miércoles, 30 de Diciembre del 2015

Tiempo de lectura: 3 min.

"Voy a dejar de fumar", "Dejaré de comer tanto". Metas de año nuevo: Todos las tenemos, la mayor parte fallamos en cumplirlas.

Pero, ¿por qué fallamos? Generalmente, centramos nuestros objetivos en algo que depende de otra situación, de manera que si no cumplimos la actividad predecesora, nunca cumpliremos el objetivo establecido. Por eso debemos partir de propósitos conceptuales, aquellos que no te dicen que debes bajar de peso, sino que debes dejar de preocuparte lo que dicen los demás cuando vas al gimnasio y luces gordo o en mal estado físico. 

Debemos partir de conceptos básicos. El concepto de que para ser felices debemos aprender a sentir las dos caras de la moneda, tomar riesgos, alzar las velas y aprovechar los vientos a nuestro favor para salir adelante explican en parte todo el artículo.

Aquí les presento 10 propósitos conceptuales de año nuevo para que los apliquen en el 2016:

1. Haz algo que siempre has tenido miedo hacer.

Aunque sea una cosa, pero hazla. No tienes idea el sentimiento de realización al hacer algo que siempre has tenido miedo. Salta un puente (con cuerda por supuesto), viaja sólo, cambia de trabajo o baila como si nadie te observara.

2. Empieza algo que siempre has planeado empezar.

¿Tienes planes e ideas que pueden cambiar el mundo? A nadie le importarán si no las empiezas a hacer. No te preocupes que alguien robará tu idea, preocúpate si a alguien le importará. ¿Estás esperando el momento adecuado? El tiempo pasa rápido. Ahora es el momento más adecuado.
Escoge una de tus ideas y ponla en marcha. El primer paso es el más difícil, los demás serán más fáciles. 

3. Dile a una persona lo importante que es para ti.

En un día normal, nadie recibe muchos halagos. Escoge a alguien que haya hecho algo bien y díselo. ¿Te gusta esa persona? Díselo. ¿Hizo un trabajo excelente? Díselo.
Un halago sorpresa es un gran regalo que no cuesta nada al que lo da y significa mucho para el que lo recibe.

4. Pide ayuda.

En el mismo instante que pides ayuda a alguien reconoces las habilidades y conocimiento de esa persona.  Eso te hará ganar respeto y admiración.  Pidiendo ayuda reconoces que no lo sabes todo y podrás llegar alto trabajando en equipo.

5. Ayuda a alguien.

Ahora lo contrario. Mucha gente no pide ayuda porque piensa que es un signo de debilidad. Entonces ofrece tu ayuda. Sólo tienes que ser específico, no preguntes: ¿Hay algo en lo que puedo ayudarte? La respuesta automática será: No, todo bien. Sé específico: Tengo unos minutos libres, ¿puedo ayudarte a finalizar eso? De esta forma suenas colaborativo.
Ayudar puede hacer una gran diferencia en la vida de alguien y darás un paso adelante creando una conexión con esa persona.

6. Haz algo que nadie más esté dispuesto a hacer.

Una situación muy común en clase o trabajo. ¿Quién quiere salir adelante a...? ¿Hay alguien que desea participar en el siguiente proyecto de...? Las cabezas se agachan y las manos brillan por la ausencia. 
Escoge algo que nadie quiera hacer, pequeño o grande, sólo hazlo. Después de una semana, saldrás del montón. Después de un mes, serás especial. Después de un año, serás increíble y no serás como nadie más. Serás el auténtico tú. 

7. Que no te importe el qué dirán.

Nada puede interferir en la forma que vivimos y pensamos. La vida es demasiado corta como para vivir los sueños de otros. ¿Quieres empezar un negocio pero todos piensan que es una idea loca? No les hagas caso. ¿Quieres cambiar de carrera pero te preocupa lo que los demás piensen? No les hagas caso. ¿Quieres empezar a andar en bicicleta pero tienes miedo de lo que dirán tus amigos sobre cómo luces de gordo en ese traje apretado? No les hagas caso. Escoge algo que no hayas hecho porque te preocupaba el qué dirán y hazlo. Es tu vida. Vívela al máximo. No les hagas caso. 

8. Muéstralo como es, déjalo volar.

Todos buscamos la perfección. Si esperas a que algo esté bien hecho, nunca lo mostrarás al mundo. El que mucho piensa para decidirse, nunca decide. Todo puede mejorarse, ningún producto es perfecto, ningún proyecto está perfectamente elaborado. Hazlo con pasión, trabajo duro y lánzalo. Una de las cosas que he aprendido en mi vida es que hay un momento en que debes abrir la ventana y volar. Podrás mejorar en el camino y con opiniones de los que realmente importan, ya que tu proyecto está al aire. Sólo te darás cuenta si lo lanzas. Vamos, déjalo volar.

9. Haz cosas para las que no te contrataron.

Vamos, hacer lo mismo todos los días aburre. Nunca estás en un puesto demasiado alto como para no ensuciarte las manos y hacer algo diferente. Todos los trabajos son dignos. 
La próxima vez que veas que algo debe ser hecho, hazlo.

10. Llama a tu familia.

Tu familia te ama. Tus padres, hermanos y tíos quieren lo mejor para ti. Siempre estarán ahí para ti. Y no lo estarán por siempre. Así que llámalos y comparte tiempo con ellos.

Siempre nos quejamos de lo difícil que es cumplir nuestros propósitos. ¿Quién dijo que iba a ser fácil? Te digo algo: si es fácil, será aburrido. Para alcanzar cosas que nunca has tenido, tendrás que hacer cosas que nunca has hecho. Que esta vida sea difícil es lo que la hace más entretenida.

De parte mía y la familia Luna Runtun les deseamos un feliz 2016 y muchos viajes por venir. El año nuevo está por empezar. Escribe una buena historia.

Suscribirse a nuestro Boletín

Cerrar